Carta de amor encontrada en la basura

Unt.

No quiero nada contigo, solo quiero que asumas tu responsabilidad, me dejes hablar y terminemos con esto. No puedes tratar así a la gente, es maltrato psicológico. Todas las exparejas hablan, desde el respeto, porque es necesario y beneficioso para ambos: las heridas se curan, se da un sentido a lo sufrido, se aprende de lo sucedido, se recupera una amistad y un cariño para toda la vida. Te hiciste un daño brutal, en extremo absurdo e innecesario; perdiste una relación, en tus mismas palabras, preciosa; me estas haciendo un daño brutal y sinsentido; todo, todo, todo, por no querer escucharme. Habiendo pasado tanto tiempo no tienes justificación ética para seguir tratándome así. A día de hoy no se ni por qué destruiste la relación, y la amistad; ni por qué, según tú, te mentí; ni en qué te mentí; ni por qué me faltas al respeto (tanto tú como tus padres me debéis disculpas). ¿Yo qué te he hecho para que me trates así?, ¿qué te piensas de mí, que soy un hijo de puta o algo similar?, ¿realmente tú misma te lo crees?, ¿por qué no me dejas hablar?, ¿me tienes miedo?, ¿haces esto para subirte el ego?, ¿qué demonios te ocurre?.                                                                                                   Piensa de modo racional, no es a mí a quien temes, sino a confrontar tu feo interior en el espejo, y mientras no veas esta realidad seguirás cometiendo los mismos errores: vas a seguir destruyendo relaciones una tras otra, en cuanto te sientas insegura.

Sigue leyendo

Emisión 20. 9480 horas en el Hotel de la Duermevela

gregory-crewdson-untitled-blue-period-2005-crop-webGregory Crewdson. Untitled (2005)

“A la estrellada dinamo incomprensible
al sin sentido bostezo del universo
a la puta de Venecia
yo dedico este poema
y le bailo el agua al diablo”

Mix R ‘n’ R

Ir a descargar

La angustia

Angustia. Heidegger

“El sujeto no puede tramitar un miedo, por ejemplo a un padre,  y lo reprime, pero ¿qué hace con ese afecto, con esa angustia? la va a poner en un objeto, ya no tiene miedo al padre, le tiene miedo a la araña que hay en la habitación del padre, o a las arañas (desplazamiento). Siempre es un objeto camuflado relacionado con el objeto real. Al padre no lo puede evitar, a la araña sí”

“La angustia como señal de alarma, la angustia nos va a avisar de algo que nos perjudica”

“Cuando el sujeto se siente en peligro aparece la angustia. Cuando es una situación inmanejable la propia angustia hace que uno lo reprima y vaya para otro lado. La angustia sigue teniendo un monto libidinal que se tendrá que descargar en fobias, obsesiones, somatizaciones…”

“¿Qué se teme en la angustia? La propia libido y su incapacidad de descarga”

Puedes ver la entrada completa en Psicología en el Vientre de una Ballena.

Causas de la escasez en Venezuela

colas

¿Es inevitable la escasez en Venezuela?

José Francisco Bellod Redondo
Doctor en Economía por la Universidad de Murcia

La imagen recurrente de colas de ciudadanos tratando de conseguir bienes de primera necesidad a precios asequibles, es uno de los aspectos más controvertidos de la realidad venezolana. Las colas existen: son la contrapartida de la escasez reinante en un país que, paradójicamente, ha logrado por vez primera en su Historia revertir los frutos del petróleo (la renta petrolera) en mejoras significativas para la gran mayoría de los ciudadanos.

Desde que Hugo Chávez ganara sus primeras elecciones en diciembre de 1998, el proyecto bolivariano ha logrado revalidarse periódicamente en elecciones parlamentarias y presidenciales y ha logrado incluso superar un referéndum revocatorio. De la mano del proyecto bolivariano los venezolanos han visto como el desempleo se reducía del 15% al 7´3% de la población activa, la renta per cápita se incrementaba en un 226% y la tasa de población indigente se reducía del 21´7% al 9´8%. Los logros en materia de reducción de desigualdad también son palpables: el Índice de Gini ha pasado de 0´507 a 0´407 en este periodo. Como síntesis de estos logros, Venezuela ha escalado tres puestos en el Índice de Desarrollo Humano que anualmente elabora Naciones Unidas.

Sigue leyendo