El grave efecto de la propaganda en las discusiones sobre política. El discurso cáscara y la actitud avestruz-loro-borrega

avestruz-avestruces-cabeza-enterrar-bajo-tierraObserven que la cabeza del animal queda aparentemente protegida, pero el culo queda en completa indigencia.

Anoche estuve hablando con dos personas en un garito. Una conversación fantástica sobre cine e historia, de alto nivel intelectual, buen alcohol, buena música y buenas risas. Son dos tipos que me caen bien y parecen buena gente. Pero como suele pasar, el nivel de la conversación pasó de 100 a -100 en menos de 0,3 sg en cuanto se mencionaron las palabras Cuba y Venezuela.

Estas personas abandonaron su brillante y razonable discurso y repitieron incansablemente las frases hechas, latiguillos y tópicos manidos, ofrecidos en constante machaqueo por la propaganda desde que naces hasta que mueres, 365 días, open 24H. A esto le he llamado el discurso cáscara: graves y sensacionalistas afirmaciones, totalmente vacías de pruebas, contenidos o tan siquiera argumentos. Es decir, axiomas que constituyen graves difamaciones: Venezuela es una dictadura, Chávez es un asesino, es populista (sin entender el significado de la palabra en sus dos acepciones, la positiva y la negativa),no hay libertad de expresión, todo poder se corrompe, etc. Afirmaciones que mucha gente repite como loros sin haberse parado a pensar jamás cuál es su grado de verdad.

Yo les di mis argumentos animándoles a que lo comprobasen por sí mismos, ofreciéndoles la posibilidad de enviarles información que avalaba con pruebas mis afirmaciones. Ahora es cuando viene la actitud avestruz, no quieren saber nada, todo lo niegan sin razonar los argumentos, sin ofrecer argumentos. Al poner en evidencia que su actitud era poco o nada razonable, e insistir con más argumentos, además de explicarles el contexto geopolítico, optaron por salir por peteneras,  poniendo al mismo nivel a Chávez con Franco o incluso Hitler! Estableciendo absurdas comparaciones, solo les faltó decir que Chávez era igual que Hitler porque ambos tienen pelo y nariz. Esta es la actitud ya puramente borrega que, una de dos, o te saca de quicio o te descojona vivo. Como volví a poner en evidencia su infantil actitud y carencia total de argumentos, una de las personas optó por el ataque ad hominem, en este caso trató de caricaturizarme: “comunista fanático”.

Cuando a estas personas les dices que ni siquiera eres comunista, algunos siguen aferrándose a esta caricaturización como a un clavo ardiendo.

En este caso el colega, ante su falta total de conocimiento sobre lo que estaba difamando, ante la tesitura de que yo no era comunista, optó por tratar de caricaturizarme de nuevo: “tienes un pensamiento muy cerrado, no eres capaz de superar lo que hay y ver el futuro”. A este respecto me limité a contestarle que, cómo era posible que me dijera que yo no era capaz de ver el futuro si él no era capaz de ver ni el jodido presente.

Me puso el ejemplo del 15-M. Le dije, “muy bien amigo, en Venezuela tienes un 15-M, la diferencia es que allí no reciben palizas, allí tienen poder legislativo”.

Ellos se creen que yo sigo una ideología como un hooligan, les conviene creerlo, aunque no sepan absolutamente nada de mi. Sin darse cuenta de que las ideologías per se, no son malas, todo depende de cómo se tomen. Es evidente que la ideología nazi o neoliberal es una lacra, pero también viene bien saber cómo piensan ellos y, que duda cabe, que el pensamiento liberal tuvo grandes autores. Uno puede aprender sobre marxismo y utilizarlo como una herramienta útil de estudio y comprensión de la historia y la realidad, también es posible que se tome dicho método y filosofía como dogmas, en cuyo caso no sería muy progresista. Por supuesto esta estrafalaria idea del fin de las ideologías (todas las ideologías son iguales), y el batiburrillo mental que tiene el españolito medio con estos temas, es producto de la propaganda neoliberal y la difusión de esta ideología de pensamiento único en medios como el 15-M y otros. Estas personas, sin haber leído jamas al señor Karl Marx, relacionan ideología con algo malo, sin poderse razonar absolutamente nada al respeto. Parece que el producto de la inteligencia humana a ellos les resulta aversivo. Como si ellos no tuviesen ideología. ¿Acaso creerán que su mente es una tabula rasa o que todo su conocimiento ha sido estructurado en base a análisis lógico-empíricos o algo así? No hay peor ideología que la que se asimila inconscientemente.

Cuando se nos dice que todas las ideologías son iguales, se nos está transmitiendo una ideología de pensamiento único que distorsiona la actualidad y la historia. Y por cierto, esta manipulación es más vieja que el tebeo.

Si la comprensión de las ideologías por estas personas fuese como atarse los zapatos, se atarían un cordón de un zapato con el cordón del otro zapato y andarían por la calle chocando los pies constantemente hasta la eternidad.

Por supuesto estas buenas gentes siempre suelen sacar a infectos como Mahatma Gandhi a colación. Este Mahatma Gandhi, agente británico, que en la República Sudafricana reclutaba negros mercenarios para asesinar a los negros rebeldes, y que en la India abortó la verdadera revolución, este tarado mental que se alimentaba de almendras y se acostaba con niños, según sus propias palabras “para probar mi castidad”. Si no me creen lean cualquier biografía medianamente seria. Es otro mito vendido al pueblo por los grandes capitales.

Pero prosigamos. Como los argumentos no servían en la discusión opté por ser un poco más agresivo y poner en evidencia su ignorancia. Uno de mis contertulios no paraba de afirmar que el gobierno cubano era el causante de la pobreza en Cuba, y no el bloqueo económico u otras consideraciones. Le dije que este tema me interesaba muchísimo así que le pregunté concretamente qué políticas gubernamentales habían contribuido a empeorar la situación, y le recordé que no se olvidase de explicarme el contexto geopolítico, imprescindible para comprender las cosas. El colega me respondió lo siguiente:

–          Ah, eso no lo sé.

Por lo menos tuvo la honestidad de admitirlo en lugar de inventarse movidas u optar por la actitud “loro de feria”, pero, oh dios!, lo sorprendente es que siguió reafirmándose en que toda la culpa era de Castro. ¿Se darían cuenta estas personas de su cómica actitud si se les pudiera poner delante de un espejo? Probablemente dirían que esa persona delante de él, no es él, sino su contrincante.

Otro clásico que siempre se repite es cuando me dicen que, como no vivo allí no puedo saber nada. Qué curioso, ¿pero es que acaso ellos sí viven allí? Me limito a argumentarles que para comprender mínimamente un país es necesario el uso competente de las ciencias sociales, y no basarse solamente en declaraciones de fulano o mengano. En la discusión, como véis, me limité a tratar de explicar lo obvio, a decir cosas que deberían ser de sentido común. Y que en otras circunstancias, menos adoctrinadas, son de sentido común. Pondré un sencillo ejemplo ilustrativo [1]

Estas dos personas se autodenominaban de izquierdas, sin embargo habían asimilado, es probable que sin darse cuenta, mucha propaganda neoliberal: “una empresa pública por el mero hecho de ser pública es ineficaz”, obsérvese además que a la hora de valorar una empresa humana hablaban en términos neoliberales de eficiencia y productividad, y no en términos humanos de trabajo bien hecho, valor del esfuerzo y del bien común, etc, por supuesto sin descuidar que el trabajo sea competente, no levantemos más tópicos. Ni que decir tiene que la afirmación es absurda entre otras cuestiones porque la URSS sigue ostentando el record de mayor progreso económico de la historia en menor tiempo, ellos lo achacaban, cometiendo un galopante sesgo, a los planes de inciciativa privada de los primeros años. “El determinismo genético en la maldad y codicia humana innata” El argumento era que lo público no puede funcionar por esta codicia humana, ser comunista supondría no comprender esta naturaleza. Pero precisamente, como la comprenden bastante bien, es por lo que el comunismo quiere que sea público, asimismo se entiende que no existe la maldad innata, salvo quizás anomalías, y la ciencia ya lo ha demostrado sobradamente. Tópicos hay tantos como para frenar un mercancías, así que no nos alargaremos más, y me limito a animar a que, en los comentarios, incluyáis vosotros mismos los tópicos que conozcáis, si así os place.

Estas discusiones siempre siguen el mismo esquema.

El adoctrinamiento es lo que tiene, anula las funciones cognitivas básicas, la persona se convierte al pensamiento único, dogmático, axiomático, y no sale de ahí, a veces porque ve amenazado su autoestima, si por asomo se diera cuenta de que ha sido manipulado. Por ello recurre a la ofensiva pura y dura, aunque sea de forma completamente capciosa y tramposa.

Ahora bien, no existe ningún método para lavar el cerebro de la gente sin que la gente se preste voluntariamente a ello. Por triste que parezca, la gente elige la ignorancia, elige no saber, no escuchar, elige dejarse adoctrinar, elige, para su vergüenza, ser un borrego o un animal doméstico de compañía.

[1]

Observen el siguiente video:

Dios mío! Qué ha ocurrido aquí? Por qué esta gente está tan violenta y agresiva?. Bueno, a grosso modo lo que ocurrió es que el Banco Federal, (banco privado de Venezuela) no estaba cumpliendo la ley venezolana que pedía una depósito mínimo para garantizar el dinero de los ahorristas. Chávez intervino el banco precisamente para garantizar el dinero de los ahorristas. Hubo falta de liquidez durante unas horas y los medios de ultraderecha antichavista no desaprovecharon la oportunidad, crearon un clima ficticio de alarma, “Chávez iba a robar el dinero de los ahorristas!”. Por supuesto tal cosa nunca sucedió, pero la difamación quedó hecha. Una situación parecida a la burda propaganda que se lanzó en España durante la crisis de los controladores aéreos. Este tipo de sabotajes al gobierno, en Venezuela son muy habituales y existen muchos ejemplos similares. Como añadido, aunque no supiéramos nada sobre lo ocurrido en ese video, ya solo por las reacciones de la gente, se puede presumir que probablemente han sido manipulados, presentan todos los síntomas: irracionalidad, visceralidad, violencia, ausencia total de argumentos, etc. A lo que voy es que la gente sufre los problemas, pero rara vez conocen las causas o el contexto, por lo tanto sus opiniones deben ser tomadas con mucha cautela, sobre todo si detrás hay ideología reaccionaria e intereses económicos. La gente, en general, y para nuestra desgracia, suele estar muy adoctrinada.

Así manipula La Sexta:

Saludos a toda la gente inteligente y honrada de España, Venezuela y Cuba. Gente a quien no le asusta la verdad.

Para saber más sobre Venezuela pinchen aquí.

Para saber más sobre Cuba pinchen aquí.

Una respuesta a “El grave efecto de la propaganda en las discusiones sobre política. El discurso cáscara y la actitud avestruz-loro-borrega

  1. Las últimas estadísticas sobre este tema se obtuvieron en 1998, y mostraron que en los países desarrollados la situación es parecida a la rusa. Más del 70% de los ciudadanos adultos piensan como los niños: generalizan a base de particularidades y no de rasgos esenciales y no ven la relación causa-efecto. Hasta la fecha no existen investigaciones más detalladas al respecto, al menos de acceso público.

    http://rusiahoy.com/cultura/2014/01/17/el_80_de_las_personas_piensan_como_ninos_36433.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s