El discurso metafísico de Willy Toledo contra Podemos: cuando el deseo puede mas que la realidad

willy-toledo-pablo-iglesias

Quiero comenzar manifestando que este no es un artículo contra Willy Toledo, ni tampoco a favor de Podemos. Ni que decir tiene que Willy Toledo me parece un activista valiente y comprometido, aparte de buen actor. Mi objetivo es explicar por qué se equivoca en esta ocasión y por qué sin saberlo se pone en contra de los intereses de la clase trabajadora.

Para conocer los argumentos de Toledo podéis pinchar aquí

Una vez leído a conciencia su manifiesto encuentro que su razonamiento es metafísico, no tiene en cuenta la realidad material, las condiciones reales con que contamos.

Ningún líder revolucionario ganó unas elecciones o hizo una revolución con un discurso radical de izquierdas: ni Chávez, ni Castro, ni Dolores Ibárruri, ni Salvador Allende, ni Omar Torrijos, ni Rafael Correa, ni siquiera Lenin, parcialmente (“paz, pan y tierra”), lograron crear hegemonía con tal discurso. La explicación es simple, la mayoría popular tiene unas creencias muy influidas por la clase dominante, poseedora de todos los instrumentos para crear ideología, y lo hacen muy bien, como hemos explicado muchas veces en este blog. (Escúchese la Emisión 5: Cómo funciona la manipulación informativa e ideológica)

Es de sentido común, no obstante la psicología científica ha demostrado que reaccionamos muy mal cuando un discurso desconfirma nuestras creencias, lo tomamos como un ataque.

Es necesaria la estrategia de subir poco a poco la temperatura, ir introduciendo poco a poco una serie de ideas en la población,  eso Podemos sin duda alguna lo está haciendo.

Es una locura proponer de golpe y porrazo un discurso radical, la propia gente a quien beneficiaría lo rechazaría, como de hecho así ha venido ocurriendo. Si subes la temperatura del agua poco a poco la gente se va a acostumbrando, pero si la subes de golpe el agua quema y la gente sale corriendo. El poder dominante utiliza la misma estrategia.

El poder dominante siempre estudia al receptor de sus discursos, por lo menos en cuanto a ingeniería social se refiere, sin embargo la izquierda rara vez ha estudiado al receptor, no es de extrañar que su discurso se haya ido quedando marginado en sectas y minorías.

El señor Willy Toledo puede decir verdades como como el planeta Venus de grande pero generalmente sólo va a ser escuchado por personas que piensen como él, como así ha venido ocurriendo.

Con la actitud de la izquierda tradicional es indudable que no se crea hegemonía ideológica, que es lo que necesitamos.

Una vez en el poder, y contando con cierto poder material para poder introducir ideas y propuestas mas radicales, es cuando se puede luchar contra Goliat: los medios de comunicación y el sistema educativo. Es evidente que con medios de comunicación que siguen una minoría de personas  no se puede cambiar nada, es necesario tomar el poder, con todos los riesgos que esto suponga. Sin el apoyo del ejército o de la Inteligencia poco se podrá hacer, y aún así habría que sufrir todas las perrerías del imperialismo, tal como lo sufren en latinoamérica.

El análisis de Willy Toledo nunca puede ser provechoso en la búsqueda de la verdad porque actúa como los malos científicos. El mal científico hace una teoría y busca razones para apoyarla. El buen científico hace una hipótesis y mueve todos sus recursos para falsarla.  De tal forma que podrá afirmar, siempre relativamente, y con un porcentaje de error, que la hipótesis de que Podemos es el nuevo PSOE es falsa. El buen analista tiene en cuenta toda la realidad, los factores positivos y negativos, no sólo la realidad que a él le interesa. El buen analista es coherente y sabe que en movimientos de semejante envergadura siempre va a haber mierda, pero o te mojas o nunca vas a hacer nada, creer en revoluciones puras es algo metafísico, irrealizable, y esto ya lo decía el Ché Guevara, que no fue precisamente un tibio reformista.

Toledo insiste mucho en la ideología, ¿pero es que con toda su militancia aún no se ha dado cuenta de que la gente cuando percibe que hay ideología detrás huye como de la mierda?

Toledo concluye que si Iglesias sale en la tele es porque interesa a los dueños de la tele. Bueno, a los dueños de la tele también les interesa ganar dinero, e Iglesias les da mucha audiencia. En cualquier caso las razones puedes ser miles y no las conocemos.

A este respecto comparto el siguiente video de Hugo Chávez, personaje altamente defendido por Toledo, en el cual se puede comprobar como Chávez también recibía promoción electoral en medios de comunicación privados y capitalistas  antes de ganar sus primeras elecciones. Por tanto, y con todo el respeto, no seamos tan simplones en el análisis.

Ni que decir tiene que Toledo puede que tenga razón y en un futuro Podemos resulté ser la misma mierda, yo no lo descarto y la crítica hay que mantenerla, pero no será, desde luego, por los argumentos metafísicos que esgrimen algunas personas.

Da la impresión de que Toledo quisiera negar el carnet revolucionario a Pablo Iglesias y cía. Si esto es así es de un infantilismo lamentable, sobre todo por la pobreza del discurso. Toledo argumenta que Iglesias no tiene currículum de lucha codo a codo con la gente de la calle y que además no es un obrero. En fin, si he interpretado bien esta parte yo creo que no hace falta añadir mas. Por esa misma regla de tres Toledo tampoco es de fiar, puesto que es de familia burguesa.

Al mismo tiempo, en sus mensajes vía twitter afirmó que los líderes de Podemos son cínicos. Bueno, esto es una difamación o calumnia en toda regla, ¿no?. Menuda falta de respeto.

Por si fuera poco recurre al famoso video de Iglesias hablando del lumpenproletariado: “eran gente de clase mas baja que la nuestra..”  ¿Quien no ha hecho un comentario desafortunado alguna vez, y mas después de que alguien ha estado apunto de sacarle un ojo a un amigo tuyo con un cristal y te ha robado una mesa de sonido de lo menos 3000 euros?, ¿Además no es objetivamente cierto lo que dijo Iglesias, no era esa persona de clase mas baja, lumpenproletario, siguiendo la terminología del propio Karl Marx?

Willy Toledo llega a extremos que le ponen completamente en evidencia cuando habla de psicoanálisis y del supuesto “lapsus” de Pablo Iglesias en su discurso sobre el muro de Berlín. Si ya tenemos que acudir a estudiar los microgestos estamos cayendo mas bajo que Intereconomía TV en la difamación.

Y conste que estoy seguro de que Willy Toledo hace esto con buena intención, pero en mi opinión se engaña a sí mismo, le puede mas el deseo revolucionario, sus altos ideales, que la realidad mas obvia.

Siguiendo con mi crítica, llegamos a un punto en el cual Toledo cae en chocantes contradicciones: por una parte critica al 15-M, yo también lo hice en su momento por parecidas razones a las que expone Willy (Emisión 7: El lado oculto del 15M), pero en el análisis es necesario hablar también de la parte buena, el 15-M actuó de corta fuegos al fascismo, e introdujo ideas útiles que antes no estaban en la opinión pública, por ejemplo el“no nos representan”, “no es una crisis es una estafa”, “lo llaman democracia y no lo es” etc. Cierto que también hubo ideas nefastas y arribistas de todo calado.

Toledo parece ser partidario de un comunismo libertario, e incluso reconoce que hoy en día no es posible (quizás esta es la única parte materialista, y no metafísica, de su discurso) pero cae en contradicciones: admite que no es posible tal ideología en estos momentos, en cambio critica que Podemos o el 15-M no fueran radicales (señor Toledo, si hubiesen sido radicales no habrían ido ni 4 gatos, como así venía ocurriendo durante décadas). Toledo desea estructuras horizontales, libertarias, sin embargo critica que en el 15-M o en Podemos existan arribistas interesados (señor Toledo, precisamente el 15-M y Podemos, al ser intentos y avances de democracia participativa se arriesgan a que los arribistas aparezcan, los peligros instrínsecos a la democracia son que cualquiera, hasta un fascista, podría hacerse oír en semejantes estructuras). Toledo dice ver una “trampa” en Podemos, es decir, que siempre el líder va a ser Pablo iglesias, y que la coordinación y la última palabra de lo que se va a hacer la tienen los coordinadores (señor Toledo, suponiendo que esa trampa exista, que a mi no me queda nada claro, ¿no sería este el único modo de que el movimiento no se pervierta por arribistas interesados o incluso fascistas?)

El señor Toledo critica hasta la posibilidad de revocar cualquier cargo en Podemos, incluído en el de Pablo Iglesias, aduciendo que no es tan fácil como el referendum revocatorio que se puede hacer en Venezuela para poder sacar del poder al mismísimo presidente de la nación si la mayoría popular lo desea. La parte positiva, señor Toledo, es que es un gran avance, aunque no sea tan extremo como Venezuela.

A mi juicio, Toledo cae en estas alarmantes contradicciones porque no analiza la realidad concreta y material, es decir, cae en la metafísica, y aparte analiza, como ya he explicado, como los malos científicos, en definitiva es una forma de autoengaño, independientemente de que en un futuro pueda acertar en la hipótesis Podemos = Nuevo PSOE.

En la parte final de su manifiesto Willy afirma directamente que Podemos no va a cumplir una serie de derechos humanos, algunos de los cuales dependen de decisiones internacionales que escapan a lo que únicamente pueda hacer el gobierno de un solo país.

Se atreve además a afirmar que en los debates de Iglesias se miente sobre Cuba, Venezuela o Bolivia. Esto constituye una falsedad en toda regla, cualquiera que haya visto los programas de La Tuerka o Fort Apache lo puede comprobar. No se me ocurre persona mas defensora del gobierno bolivariano de Venezuela que Juan Carlos Monedero, sin ir mas lejos. Por otra parte Toledo fue invitado de Iglesias en Fort Apache, si le parece tan mal, ¿por qué fue?

O quizás Toledo se refiere a que Iglesias y cía no defienden Venezuela en las televisiones capitalistas. Yo creo que sencillamente no quieren meterse en una guerra que ahora mismo perderían por no tener poder  material para combatir contra los mass media, y por tanto son inteligentes y no se meten en semejante fregao. Esto no quiere decir que mientan sobre esos países, tal afirmación es falsa, y si es cierta debería demostrarlo, cosa que no creo que pueda hacer.

Toledo afirma no tener la solución, propone que quizás lo que haría falta es una unión de la izquierda. Aquí entramos en otra contradicción, ¿cómo se va a dar esa unidad de la izquierda si no somos capaces de limar las diferencias y trabajar por un programa de mínimos común?, ¿cómo se va a conseguir avanzar si todas las propuestas se denigran sin pruebas y antes de tiempo por no ser lo suficientemente radicales?, ¿cómo se va a producir esa unión con estas actitudes?. Observemos cómo se formaron los movimientos revolucionarios de los países que Toledo admira: Venezuela, Ecuador o Bolivia… Tengamos en cuenta las declaraciones del propio Chávez, cuando decía que la izquierda debía limar las diferencias. ¿No es eso lo que hace el capitalismo? Pues claro.

Por otra parte, se da por hecho que la mayoría social de este país es de izquierdas, lo cual es como poco bastante discutible.

Para crear algo de envergadura con alguna posibilidad hay que llenarse de mierda, aceptar las contradicciones y aceptar que a tu lado va a trabajar gente que no te guste, como quizás Jorge Vestrynge. La vida es así, lo importante son los objetivos, que se vayan cumpliendo y que por supuesto se amplíen, debe haber unos mínimos y una vigilancia sobre la corrupción, los arribismos, los neoliberales o los fascistas. Pero por favor, no queramos empezar la casa por la ventana sin la menor posibilidad de éxito, es hora de empezar a abandonar el infantilismo.

Estas reflexiones valen lo mismo para todos aquellos que se creen en posesión de la verdad y del carnet revolucionario. Quien analiza sesgadamente y metafísicamente se engaña a sí mismo y por tanto se pone en contra de los intereses de la clase trabajadora. Por otra parte muchos son los que anteponen animadversiones personales al interés común, lo que ofrece una buena prueba de su bajeza moral.

Como dice Luis García Montero en su artículo en Público:

Creo que nadie está en condiciones de ponerse a repartir carnés de verdadera izquierda. Me parece más sensato cultivar preocupaciones comunes para ver cómo nos ponemos de acuerdo y cómo inventamos una alternativa a lo que está ocurriendo en España y en Europa. El vicio de considerarse el dueño del tesoro de la izquierda sólo desemboca en el sectarismo y en la inutilidad. No se trata de repetir que somos muy de izquierdas, sino de elegir bien los lugares donde actuamos contra un poder injusto.

De Podemos o Pablo Iglesias se pueden criticar muchas cosas, aquí están algunas de mis críticas: Apoyo crítico a Podemos

Construyamos juntos, sin destruir. Sobre todo los que tienen altavoz mediático deben ser muy responsables en sus opiniones. Tiene gracia que algunos rechacen Podemos porque creen que van a hacer una especie de revolución bolivariana que supuestamente será la ruina total y otros lo rechacen porque creen que precisamente no van a hacer nada semejante. Creo que tanto unos como otros tienen una serie de ideas rígidas preconcebidas nada recomendables.

Para reflexionar mas al respecto os dejo el siguiente artículo breve: ¿Qué es ser un verdadero materialista?

9 Respuestas a “El discurso metafísico de Willy Toledo contra Podemos: cuando el deseo puede mas que la realidad

  1. Buen análisis; creo que revelas ciertas verdades especialmente molestas para una izquierda de carnet, que desde que salió Podemos están revelando una actitud bastante vanidosa, cínica y lo peor de todo cargada de envidia. Estos no se han dado cuenta que la solución que buscan es un engaño, una utopía, algo que ni siquiera se ha llegado a producir nunca en la historia…

  2. Hay que superar de una vez por todas la retórica de la izquierda y empezar a rediseñar el lenguaje, sino lo hacemos todo será inútil, ciertos intelectuales de izquierda no comprenden esto. Ser comunista o de izquierdas es poco más o menos que ser un maldito, ya se han encargado durante varias décadas de demonizar las ideas en base a cierta terminología. Es necesario reinventar el lenguaje sobre el que descansen las ideas, no necesariamente populista, pero si que sea universal, que llegue al pueblo y que tenga calado.

    Me gusta mucho tu blog, sigue ahí!!!!!! Un abrazo.

  3. Gracias Chema, estoy de acuerdo con lo que dices. Un abrazo!

  4. Willy Toledo rectifica y apoya a Podemos:

  5. Si me permites, puedo entender la acción de Podemos a la hora de introducir a gente que antes no se interesaba en nada en temas más “complejos”: el marxismo, la organización, el movimiento callejero (¡o incluso obrerista!) en el que antes sólo estaban unos pocos. Pero en tal caso, y tomando como ejemplo Venezuela, y aceptando que Podemos no sigue por el camino de la revolución, correcto pero mal visto (ruptura con la UE, denuncia de la OTAN, denunciar el origen real del paro, de la crisis, rupura con Syriza, un partido que ha continuado con recortes y privatizaciones…) aceptando la OTAN y otras cosas (no olvidemos el ‘si pudiera, te escupiría’ a Carmena, que mostró que no es lo mismo estar en un lado que en otro http://www.elmundo.es/pais-vasco/2015/11/10/564212d0e2704e41628b4668.html), y echándose atrás en lo que era “demasiado” para conquistar la preciada hegemonía. Pero entonces, si va en el camino del PSUV o de Syriza, será necesaria otra organización que supere a Podemos y tome el poso de insatisfacción y lleve el “cambio” adelante, (véase Venezuela) ¿no? Podemos, por su propio planteamiento, tiene obstáculos que no puede superar. Habrá que pasar, en algún momento, de unir a la izquierda o a los anticorrupción a unir a los trabajadores. Alguien tendrá que romper con el capitalismo y plantar cara a la clase dominante señalándola con crudeza, afirmar la lucha de clases y la guerra abierta. Algo de lo que Podemos y sus miembros dirigentes no son capaces, y sus partidos hermanos o referentes han demostrado, igualmente, no estar siquiera al nivel, pues tienen el origen de clase y el concepto de lucha de clases demasiado oxidado. Y sus organizaciones, de carácter trasversal, no pueden servir de “estado mayor” de la revolución (late el ejemplo de Allende). Por eso no es una locura afirmar, como los comunistas clasiquillos (de esos que decían que hay que apelar a los trabajadores yendo junto a ellos, luchando junto a ellos, obteniendo su respeto y confianza, concienciando), el carácter pequeñoburgués de Podemos y sus satélites. Y hablo como marxista de esos que no se comen una rosca, que intenta ver en Podemos la antesala de los más radicales, pero también la desilusión de amplias capas de población, como con el PSOE en la transición (marcando las distancias, claro).

    • Estoy de acuerdo en que hay que concienciar desde la lucha de clases, y que debe haber estructuras libertarias de base, y más fuerza en los círculos, de lo contrario esto se va a la mierda. También creo que Podemos es un gran avance, que hay que apoyarlo y también vigilarlo con la debida distancia. Creo que Podemos propone un populismo bien entendido, que tiene similitudes con lo que se ha intentado en América latina, la Argentina de Perón, la Venezuela de Chávez, o las experiencias de Evo o Correa. Procesos que me parecen dignos de estudio y de admiración. Me parece una estrategia muy inteligente, no creo que tenga nada que ver con el PSOE, aunque le pueda pasar lo mismo, ya sabemos lo hábil que es el capitalismo para destruir movimientos. Plantear una ruptura con el capitalismo es obvio que no hay fuerza ninguna para hacerlo, tampoco parece que sea el ideario de Podemos, pero los que sí tienen ideario no han sabido leer la situación ni han sabido diseñar una estrategia con posibilidades de éxito, si tal cosa fuera posible.

      • Muchas gracias por responderme, la verdad es que tu blog es genial y extremadamente interesante, por no decir que es la reostia.

        Las organizaciones clásicas (comunistas de lenguaje obrerista y rupturista) no han llamado a la hegemonía a la mayoría de la población, está claro. No tienen diputados en el parlamento. Pero los movimientos latinoamericanos luchan y pretenden alcanzar bajo un “socialismo”, que alejan todo lo que pueden de la propiedad de los medios de producción por los trabajadores, la independencia de sus naciones respecto a potencias extranjeras con nacionalizaciones y redistribución de las propiedades para darles una dimensión de desarrollo nacional, consiguiendo con ello cierta independencia política. Pero España es un país imperialista, que exporta capitales, que oprime otras naciones, que forma parte de una “unión de imperios” que es la UE (aunque sea una potencia subordinada)… Y Podemos no busca romper con la estructura de subordinación o con el carácter imperialista de España, no digamos romper con el capital. No es lo mismo la influencia ideológica y la cohesión de estar fuera de las estructuras de poder que estar dentro. Es decir, sabiendo que España lo que tiene que hacer es acabar con recortes, con crisis económica, con deuda y que tal ruptura no se puede alcanzar sin romper con la UE, que amarra a España a tales yugos, Podemos es insuficiente, pues se necesita una gran claridad ideológica y conciencia de clase para analizar que lo que deben hacer los trabajadores: formar un frente unido contra el capitalismo, no contra el PSOE y el PP.

        Si podemos analizar objetivamente el siguiente paso histórico que debe hacer España, y el carácter de Podemos como herramienta de reforma del país no-revolucionaria (reforma que, como dicta la historia, tiene un límite más bajo que nunca en tiempos de crisis), podemos llegar a la conclusión de que:
        -En el mejor de los casos, Podemos es un catalizador, radicalizará a la población y los incluirá de forma más directa en la lucha política, facilitando la influencia de una ideología revolucionaria (como el PSUV en Venezuela).
        -En el peor de los casos, Podemos es una segunda transición política, otra vez un partido encandila a los trabajadores prometiéndoles un cambio fácil a través de simplemente colocar una papeleta en una urna, sin radicalismos ni esfuerzos. Y el sistema continúa, amortiguando la lucha de clases hasta el reestablecimiento del ciclo del capital.

  6. Gracias hombre.

    Pues veremos a ver si alguna vez gobiernan cómo lidian con la troika, que es yo creo el principal problema.

    En principio lo que están proponiendo es una Europa de los pueblos, en lugar de una Europa de los mercaderes. Lo de Syriza desde luego fue muy decepcionante, pero también es cierto que Grecia está en una situación mucho peor que España.

    La gente rechaza las verdades, a mi no me parece mal la estrategia de ir introduciendo ideas en la población gradualmente. Es la misma estrategia que utiliza el poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s